El fotógrafo nupcial Luther Hartog conoce cómo ningún otro la manera de capturar un día único de una forma original. Durante años, ha estado creando imágenes excepcionales de parejas de recién casados, la ubicación y los invitados. Sus fotografías siempre expresan una atmósfera de belleza, gracias a la que ha ganado bastantes premios. Nos cuenta detalles sobre su pasión y su manera de trabajar.

Nos podrías contar algo de ti mismo?
Siempre me gusta citar a mi mujer: "El experimenta todo de una manera real y pura. Siente las cosas con cada fibra de su ser. Sus emociones se pronuncian mucho. De intensamente feliz a salvajemente entusiasta, desde increíblemente abierto y espontáneo ha altamente enfadado. A veces puede estar muy triste durante un rato, pero siempre lo supera o se repone en un momento. Luther realmente vive el momento y el ahora.

Puede conmoverse mucho con cualquier cosa con la que se tope durante el día: buena música, una bonita imagen, momentos espontáneos y graciosos, comidas y bebidas, una buena película o encuentros casuales. Ambos tenemos el mismo tipo de humo. Podemos ser un poco tontos entre nosotros y hemos pasado muchas horas riéndonos juntos. Nos relaja y despreocupa."

Luther Hartog

Durante cuánto tiempo has estado fotografiando y cómo empezaste?
Empecé a fotografiar hace mucho tiempo, durante mis estudios de Tecnología multimedia. Estaba muy interesado en las imágenes y la fotografía es un medio excelente para crearlas.

¿Qué caracteriza tu estilo fotográfico?
Lo que la gente siempre me dice, es que mis imágenes dan buenas sensaciones. Son pacíficas, aunque ocurre algo que conmueve a la gente. Me encanta el contraste, las atmósferas conmovedoras, siluetas y colores (el blanco y negro también es un color para mí). Así que, un fotógrafo relajado, creativo y con las historias en mente.

¿Cómo describirías tu día de trabajo típico?
De Abril a Octubre, me levanto temprano todos los días y vivo de boda en boda. Mi vida social es un cero absoluto durante estos meses. Los viernes y sábados fotografío bodas, y los días siguientes hago la selección de fotografías y las edito. Además de ello, llevar tu propio negocio es una aventura a tiempo completo. Afortunadamente, tengo a mi mujer que lleva la mayor parte del marketing y la creación de los álbumes de boda.

¿Cómo fotógrafo, cuál es el reto que tienes?
Contar la historia de ese día de la manera más creativa y genuina que sea posible, en cada una de las bodas.

¿Qué equipamiento usas normalmente?
Uso dos Nikon D750s. Una siempre tiene un objetivo de 35mm, porque estoy muy apegado a ese objetivo. Es el objetivo que captura lo que veo. En la otra Nikon uso varios objetivos (24mm, 50mm o 70-200mm).

Luther Hartog

De qué fotografía estás más orgulloso, y por qué?
Oh, es una elección muy difícil... jaja. Por ahora, tendría que decir que esta fotografía, no porque me valiese una nominación para el BFFA (puedes votar por ella en www.bffa.nl), sino en mayor medida porque la historia detrás de la fotografía dice mucho de cómo trabajo como fotógrafo de bodas. Continúa leyendo:

Ocurrió en mi ciudad natal, la bonita Amersfoort. Los invitados y yo estábamos esperando por la gran entrada de la pareja de novios en el ayuntamiento. Hasta ahora, no había pasado nada que me hiciese pensar, "¡Guau Luther, eso es realmente excepcional!"

No, para nada. Hasta que, un camión se paró al lado de la pareja de novios delante de mí. Bajaron la ventanilla y dijeron la pregunta que se esperaba: "¿Quieres subir conmigo?" No era un camión normal, sino más bien una grúa con cesta. Llamemos al conductor Rupert.

No dudé y me subí en la cesta con el simpático Rupert. Pero, ay, juntos éramos demasiado pesados. Por supuesto, no era por mi culpa, jaja. Rupert disfruta demasiado de las cervezas. Por un segundo, pensé que todo había acabado, pero el simpático Rupert me dio un cursillo rápido sobre cómo “operar una grúa con cesta”. En un momentito, estaba 20 metros sobre el suelo. La gente seguía animando: “¡Más alto, más alto!”, pero pensé que ahora era el momento de esperar por la oportunidad fotográfica perfecta.

La pareja de recién casados salían del coche. El velo se enredó en la puerta del coche. Un par de amigos se aseguraron de que el vestido de la novia no se estropease y se desenredase. Y ¡bum! Ahí lo tienes. ¿Por qué esta foto dice tanto acerca de la manera en la que trabajo? Es por el riesgo que tengo de no acercarme a la acción DEL momento. Si veo la oportunidad de sacar un tipo de foto inusual, la agarro.

Tenemos mucha curiosidad respecto a tu experiencia fotográfica más bonita. ¿Nos podrías contar algo sobre ella?Hace dos años, estaba fotografiando una boda en Sudáfrica, y la gente de ahí es muy acogedora y cariñosa. Realmente era parte del grupo de gente que formaban los invitados. Me sentí muy bien. Mucho más importante que ganar cualquier de esos premios que se pueden ganar en el campo de la fotografía nupcial. 

Luther Hartog

Quién o qué es tu fuente de inspiración cuando se trata de la fotografía?
En mayor parte Josef Koudelka, y otros más, me inspiro mediante la música (Radiohead, Sufjan Stevens), películas (Donnie Darko, There Will Be Blood) y Series de TV (Stranger Things, Westworld).

¿Tienes algún consejo para los fotógrafos que estén empezando? ¿Qué hacer y qué no hacer?
Lo que creo que es lo más importante de todo, es encontrar tu propio estilo. Suena como un cliché, pero hay demasiados fotógrafos de bodas que buscan la inspiración en sus colegas, y no creo que eso, al final, te haga muy feliz. Por eso debes encontrar un buen mentor, que siempre esté ahí para ti y tu proceso, y anime a descubrir lo qué es importante para ti y tu fotografía.