Una unidad flash es más que una simple iluminación extra. Hoy en día, es bastante fácil colocar unidades flash no sólo en tu cámara, sino también usarlas por separado: la famosa fotografía strobist. Te ayudamos en tu aventura.

Muchos fotógrafos ven a una unidad flash como un accesorio útil con el que se puede añadir rápidamente una gran cantidad de luz en momentos en los que es demasiado oscuro como para no tener iluminación adicional. La mayoría de fotógrafos, y una gran cantidad de fotógrafos principiantes, colocan su flash en su cámara y lo dirigen hacia el sujeto. Si se vuelven un poco más creativos, primero dejan que la luz rebote contra el techo o contra una pared, pero normalmente, los fotógrafos no van mucho más allá. Eso no es bueno, porque las posibilidades son ilimitadas. Si usas tu unidad flash de manera independiente a la cámara, obtendrás bonitas imágenes con una dosis sutil de iluminación extra, muy rápidamente. De esta manera, puedes evitar fácilmente la típica imagen con flash y así dar a tus fotografías una apariencia profesional. Trabajar con unidades flash al lado (y no sobre) tu cámara también se conoce como fotografía strobist. ¿Te gustaría probarla, pero no sabes por dónde empezar y lo que necesitas? Te ayudamos en este viaje.

strobist

¿Qué necesitas?

No hace falta decir que necesitas un flash portátil para la fotografía strobist, pero con sólo una unidad flash no puedes hacer tanto; también debes ser capaz de usarlo adecuadamente. Hay controles remotos especiales para ello, conocidos como ‘set disparadores’. Dichos set de disparo están formados por dos partes: un transmisor que puedes colocar en tu cámara y un receptor que colocas en la unidad flash. Esto te permite asegurar que el flash se dispara exactamente en el momento adecuado, y así tener una foto bien iluminada.

Los set de disparo vienen de todas las formas y tamaños. Con unos veinte euros obtendrás un set simple, pero si quieres gastar un poco más, puedes obtener sets más caros que puedes ajustar por completo según tus gustos. De esta manera, por ejemplo, puedes configurar diferentes unidades flash en diferentes grupos y escoger qué flash(es) quieres usar sin encenderlos y apagarlos, y también es posible cambiar los ajustes del flash a través del mando, para que no siempre tengas que caminar hacia tu flash. Las unidades flash también se crean con un receptor integrado, así que todo lo que necesitas es un transmisor.

¿Estás buscando un disparador? Recuerda que querrás usar el disparador con TTL (luego el flash puede calcular por sí mismo cuánta potencia debería usar en el disparo) y si quieres usar la HSS (Sincronización de Alta Velocidad). En este modo, el flash dispara unas cuantas veces en una rápida sucesión, lo que te permite usar el flash mientras la cámara usa rápidas velocidades de obturación. Si usas una velocidad de obturación rápida y un flash sin HSS, puedes acabar fácilmente con una barra negra sobre tu imagen. (Es especialmente necesario si te gustaría usar el flash en el exterior con luz solar brillante.)

¿Qué más puedes usar?

Con un flash y un set disparador en realidad tienes lo suficiente para comenzar con la fotografía strobist, pero hay una cantidad ilimitada de productos que hacen la vida más divertida y sencilla. Por ejemplo, un buen trípode para flash puede dar mucho espacio para iluminar tu sujeto como desees y con los moldeadores de luz adecuada puedes ajustar la luz flash según tus necesidades.

Moldeadores de luz

Tantas personas quieren tanto. Y ese también es el caso cuando hablamos de moldeadores de luz. Un flash da una luz estándar específica, normalmente bastante dura con sombras claras, pero no tienes que conformarte con ello. Con los accesorios adecuados puedes moldear la luz de manera muy precisa, y con ello crear la imagen que tienes en mente. Hay moldeadores de luz con los que puedes hacer la luz muy suave (no hay una línea divisoria clara entre la luz y la sombra, sino que se mezclan suavemente la una con la otra), la luz puede centrar y dar un color específico. Hay literalmente cientos de tipos de moldeadores de luz, así que vamos a enumerar los accesorios más frecuentemente usados para que los conozcas.

strobist

Snoot

Un snoot es un tipo de snout, que mezcla de luz de manera fuerte. Esto da un efecto foco, especialmente cuando el snoot se combina con un honeycomb.

Reflector

No tienes que reflejar la luz a través del techo para hacerla más suave. Un reflector unido al cabezal flash hace lo mismo. Por supuesto, el flash debe estar montado al revés y la luz es menos suave que cuando se refleja a través de una gran superficie como el techo.

Difusor

Una manera efectiva de suavizar la luz es el uso de un difusor. Si colocas un difusor directamente en el cabezal flash, funciona de manera menos efectiva, pero por otro lado, es muy útil. Hay modelos más grandes, por ejemplo con forma de pecera.

Beauty dish

También hay beauty dishes pequeños para strobist. Ofrecen la ventaja de que la luz en los bordes se ve reducida, para que la forma de la cara se acentúe. Sin embargo, la iluminación no es muy suave, así que la parte “beauty” (belleza) de su nombre se tiene que conseguir con maquillaje.

Softbox Honeycomb

Un softbox dará la luz más suave. Si añades un honeycomb, también recibirás el efecto del beauty dish, pero sin su dureza. Sin embargo, el softbox engulle una gran cantidad de luz, así que sólo se debe usar con unidades flash potentes y objetivos brillantes y / o ajustes ISO mayores.

Gel

Un gel es un tipo de plástico transparente coloreado que se puede colocar en la parte frontal de tu flash de manera muy sencilla. Esto te permite cambiar de manera rápida y efectiva el color de la luz y con ello la atmósfera completa de la foto. En resumen, hay dos tipos de geles: geles naranja o azul, con los que puedes ajustar la temperatura del color según desees (por ejemplo haciendo la luz un poco más naranja y cálida o azul y más fría) y geles de color real, con los que puedes cambiar rápidamente el color de fondo.

Para resumir: con un simple flash portátil se puede hacer mucho más que iluminar desde el frente. Con un poco de creatividad, experimentación y los accesorios adecuados, puedes realizar fotografías con una exposición bonita en cualquier lugar.

Digifoto Pro

Digifoto Pro

Este artículo ha sido escrito por DigiFoto Pro. Digifoto Pro es una revista para los entusiastas de la fotografía. El contenido de la revista consta de una mezcla de entrevistas, revisiones, noticias y portafolios y proyectos fotográficos. Digifoto pro se centra especialmente en inspirar, entretener, informar y conmover al lector. Digifoto Pro escribe artículos únicos e interesantes, especialmente para Photo Specialist.