Sacar fotografías a mano alzada da una sensación de libertad. Puedes ir a donde quieras, nunca te volverás a perder una oportunidad fotográfica. Sin embargo, hay muchos casos en los que obtendrías resultados incluso mejores usando un trípode. Con un trípode, puedes evitar las vibraciones que pueden causar borrones por movimientos. Puedes escoger entre un trípode de tres patas o un trípode de una pata: el monopod.